jueves, 24 de septiembre de 2020

Garbanzos con macarrones

        Si hay alguna legumbre que me encanta, son los garbanzos, desde bien pequeña, tengo recuerdos de cómo mi abuela preparaba el cocido, laboriosamente con sus avíos, el remojo previo de la legumbre, las verduras; para mí, ver en la mesa la tradición de sacar caldo y guardar en botes de cristal para hacer sopas, preparar sopa de arroz, pan o fideos separar la "pringá" (lo único que no me gustaba ni me gusta), para comer después de comer los garbanzos, el "ollón" (como decimos por aquí) que hacía de cocido era enorme. El día después comíamos ropa vieja con picatostes, vamos, yo  me ponía como el "Quico",, jajajajaj





        En esta ocasión la receta que os traigo es un guiso de garbanzos con macarrones, acompañado de unos ricos chorizos picantes de Las Infantas (Jaén), vi esta receta en internet hace tiempo, y como ya se acerca el fresquito, ya es hora de que vayamos calentando fogones para preparar platos reconfortantes y deliciosos con productos de la tierra. Vamos con la receta.


Ingredientes:
- Un bote de garbanzos grande.
- Macarrones (un puñado por persona)
- Pimiento verde y rojo.
- Cebolla.
- 3 ajos.
- 1 patata.
- 1 tomate.
- Unos taquitos de jamón serrano.
- Unas ramas de hierbabuena.
- Chorizo picante o cualquiera de vuestro gusto.
- Sal.
- Pimentón de la Vera.
- Agua.






Preparación:

Hacer un sofrito con las verduras, yo el pimiento rojo lo frío en tiras y lo aparto, a continuación agregar el pimentón y mezclar, después añadir el jamón en trocitos, agregar agua, el chorizo y las tiras de pimiento rojo. Cuando comience a hervir, añadir la patata pelada y en trozos y cuando lleve unos 15 minutos hirviendo añadir los garbanzos lavados y escurridos junto con las ramas de hierbabuena bien lavadas y los macarrones, dejar que continúe hirviendo hasta que se vaya consumiendo un poco de agua y la pasta esté cocida (debe quedar más bien blandita).






         

domingo, 16 de agosto de 2020

Tarta de requesón y pasas

           Las tartas de queso son de las que más me gustan, cuando tengo una receta nueva siempre la intento hacer para probar.He hecho muchas tartas de queso aunque algunas de ellas no están en mi bog, muchas veces porque las texturas son similares a otras que sí están publicadas o sólo cambian uno o dos ingredientes. En esta ocasión os traigo una tarta de requesón que nos ha encantado, la única pega que le veo es que al ser la masa bastante líquida, aunque se enharinen las pasas se van al fondo; sin embargo, como os digo, la tarta está riquísima. Es una receta que vi en el canal de youtube de Марина Забродина tiene unas recetas bastante interesantes algunas de ellas en inglés y otras en ruso, ésta en concreto están los ingredientes también en inglés, os he dejado el enlace por si le queréis echar un vistazo al vídeo.





Ingredientes: (Yo modifiqué las cantidades, éstas son las que yo usé en la receta, las originales podéis consultarlas , como os he citado antes, en el vídeo)

-500 gr de requesón
- 80 gr de azúcar
- 4 huevos medianos
- 155 ml de leche
- 65 gr de Maizena
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 1 cta. de esencia de vainilla.
- Sal
- 50 gr de pasas + 1 cucharada de harina
* Yo le añadí también:
- Ralladura de medio limón.
- 2 cucharadas de zumo de limón.





Preparación:
Precalentar el horno a 175ºC.
En primer lugar, escurrir el requesón en un colador durante 15 minutos, en la receta original usa este ingrediente directamente.Separar las yemas de las claras y montar éstas a punto de nieve con un poco de sal. Reservar. A continuación, batir las yemas con los azúcares, y añadir el queso escurrido, continuamos batiendo y agregamos la leche, la ralladura, la vainilla y el zumo de limón; en este paso debemos batir con cuidado porque salpica; una vez bien batido todo, agregar las claras a punto de nieve y por último, pasar las pasas por una cucharada de harina y colarlas para eliminar el exceso, agregarlas a la masa y mezclar.  Forrar un molde y verter la masa, hornear durante unos 40-45 minutos. Una vez horneada la tarta, sacar el molde del horno y dejar templar la tarta en él; después pasar a una rejilla hasta que se enfríe completamente.





         

domingo, 26 de julio de 2020

Ensalada de lechuga y garbanzos

          Pensaba que este verano me podría dedicar un poco más a hacer recetas que tenía aparcadas y que no he podido hacer debido a que me faltaba tiempo, pero con este calor tan extremo que estamos pasando aventurarse a hacer esas recetas es algo que me pienso dos veces; por lo que he optado a hacer otras preparaciones más frescas y fáciles; algunos días "comemos de tapillas" y os preguntaréis ¿qué es eso?, pues simplemente recetas apetecibles para el verano y con poca complicación, como algunas de las tapas que podemos degustar en los bares, pero elaboradas en casa.
           La receta de hoy, es muy fácil y la única recomendación que doy es que los ingredientes estén lo más fríos posible y aliñarla con antelación aunque la lechuga luego esté un poco "chuchurría", pero merece la pena porque gana en sabor. Como ya sabemos, las legumbres también se puede comer con tenedor y en ensalada y si queremos consumirlas durante esta época del año sin tener que prepararlas cocidas en algún guiso o cocido (valga la redundancia), esta es una manera alternativa y estaremos comiendo legumbres también de una forma sana y con pocas complicaciones.




Ingredientes:( estos son los que yo he usado, se pueden añadir otros a gusto de cada uno, como manzana, huevo cocido, aceitunas, maíz,...)

- Media lechuga romana.
- Un bote pequeño de garbanzos cocidos.
- Queso para ensaladas (yo usé feta).
- Pepinillos en vinagre.
- 3-4 cucharadas de nueces.
- Una cebolla pequeña en juliana fina.
- Vinagreta que preparemos con: 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, vinagre a nuestra elección (yo he utilizado de manzana), un poco de sal.





Preparación:

Como he citado anteriormente, los ingredientes deben estar previamente fríos para que también nos ayude a combatir el calor esta rica ensalada.
Lavar y trocear la lechuga y colocar en un recipiente, lavar y escurrir muy bien los garbanzos  hasta que suelten bien la espuma, añadirlos a la lechuga, después cortar la cebolla, trocear las nueces, escurrir los pepinillos y añadirlos al recipiente, preparar la vinagreta, agregarla y remover. Por último, añadir el queso para ensalada para que no se estropee al removerla.





miércoles, 8 de julio de 2020

Tarta de queso Quark

              El verano nos invita a tomar platos frescos y ligeros, y a veces, aunque tengamos que encender el horno, y sudar la gota gorda, merece la pena. Hace unos días, buscando recetas de tartas de queso en internet, me encontré con esta tarta de queso quark, normalmente aprovecho para hornear dos recetas a la vez y así aprovecho que enciendo el horno y voy a gastar electricidad y también hago dos postres de una vez; en esta ocasión también horneé un bizcocho con cerezas, esa receta la dejaré para más adelante, pues en realidad este verano no estoy casi actualizando el blog y así podré publicar otra entrada.
La receta la vi en en esta página, y la he hecho ya tres veces porque a mi hijo le gusta mucho, yo esperaba otra textura, pero la verdad que la suya es una textura un poco diferente a las tartas de queso industriales y bien fresquita está de vicio; con ese sabor tan rico a limón que tiene que ayudar a refrescarnos un poco de este calor tan agobiante. A diferencia de Bea yo no la espolvoreé con azúcar glas porque no me gusta para nada este azúcar por encima de los postres.





Ingredientes:

- 500 gr. de queso Quark
- 3 huevo grandes o 4 medianos.
- 75 gr. de Maizena.
- 125 gr. de azúcar.
- 125 gr. de mantequilla.
- 1 cta. de esencia de vainilla.
- 1 cta. de levadura en polvo.
- 2 cucharadas soperas de zumo de limón.
- 1 y 1/2 cucharadas de ralladura de limón.
- Una pizca de sal.






Preparación:

Separar las yemas de las claras y batir éstas con un poco de sal. Reservar.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla esponjosa y blanquecina, incorporar las yemas de los huevos una a una, mezclando bien antes de añadir la siguiente, a continuación, agregar el queso , el zumo y la ralladura y mezclar bien, después agregar la Maizena tamizada con la levadura en dos veces. Por último, añadir las claras montadas a punto de nieve en dos o tres adiciones para que no se baje la masa. Yo la horneé en un molde de silicona con forma de rosco, pero si optáis por  hornearlo en otro molde, debéis forrarlo con papel de hornear primero. Hornear en el horno precalentado a 175ºC durante 50 minutos. Una vez horneado, dejar que pierda temperatura dentro del horno con la puerta entreabierta y después dejar enfiar sobre una rejilla hasta que haya perdido suficiente temperatura para poder ser desmoldado.

jueves, 21 de mayo de 2020

Flan de café con stevia

            Hoy os traigo una receta dulce pero sin azúcar, ya que empieza a hacer calor apetece tomarse un buen postre fresquito, como este flan, aprovechando que había hecho café la tarde anterior y ya nadie se lo quería  tomar....busqué en mis libretas de recetas un postre para poder aprovecharlo y elegí éste, sustituyendo el azúcar por stevia. Espero que os guste




Ingredientes:

- 500 ml de leche (usé semidesnatada)
- 150 ml. de café
- 150 ml de leche evaporada ( me quedaba esa cantidad en la nevera y se la añadí al flan)
- 6 sobrecitos de stevia ( yo usé 4, pero me resultó poco dulce)
- 4 huevos.
- 1/2 cts..de vainilla (opcional)
- Caramelo líquido
Decoración: Nata montada, sprinkles de chocolate o lo que tengáis por casa



Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC.
Mezclar los huevos con la stevia y batir con varillas, a continuación añadir los dos tipos de leche, por último, agregar el café y la vainilla, batir bien y verter en un molde caramelizado.
Mientras batimos los ingredientes, podemos calentar el agua para el baño María.
Colocar el molde en un recipiente apto para horno y colocar el molde con el flan, verter con cuidado el agua caliente y hornear unos 50 minutos. Sacar el flan y dejar que repose a Tª ambiente hasta que se pueda refrigerar, yo lo dejé enfriar unas 5-6 horas. La decoración que utilicé fue nata montada y sprinkles de chocolate.

    

lunes, 30 de marzo de 2020

Tarta de fresas y nata

        Hola de nuevo, hoy os traigo una receta que me transporta a mi infancia, porque la he hecho muchísimas veces con mi madre y me recuerda mucho a ella, la tita Juana, mi madre, era la gran cocinera de mi familia, aunque he de reconocer que todas sus hermanas sabían cocinar muy bien, pero ella, la tita Juana, era la que sabía hacer recetas más "raras" como decían ellas, siempre en Navidad y Semana Santa mi tía Lola se pasaba por mi casa a preguntarle a mi madre recetas y mientras ella se las explicaba de "pe a pa", se tomaban un café con leche, (porque casi siempre venía por la tarde a la hora del café, jajajj)  yo me quedaba embobada mirándolas hablar y me encantaba....




        Como os digo, he hecho esta tarta tantas veces con ella, que es la que más la identifica junto con la tarta de frambuesa, que todavía no he hecho desde que ella no está con nosotros. En cuanto era época de fresas la hacíamos varias veces y a mí, no había cosa que más me gustara que volver del colegio y comerme un buen trozo de tarta de fresas....




         Ella horneaba los bizcochos en un horno de gas que había en otra cocina que teníamos al salir del patio, no le gustaba hornearlo en el horno eléctrico porque decía que  calculaba mejor el tiempo en el otro, y es que le salía todo perfecto en ese horno. De lo que me acuerdo mucho, y se me ha quedado bien grabado en la memoria, era que en mi casa y en mi familia, un bizcocho de chocolate era una tarta de chocolate y uno de limón era una tarta de limón.




         Yo batía las claras en un bol grande de cristal  y troceaba las fresas para el relleno y para adornar, mientras ella iba mezclando el resto de ingredientes, siempre a ojo, nunca los pesaba, porque ya había hecho las mismas recetas tantas veces que el peso le sobraba. Lo de "harina la que admita" estaba presente en sus bizcochos y todos tenían una textura inigualable, ni les faltaba ni les sobraba nada.
         En esta ocasión no voy a subir los ingredientes ni la preparación de la tarta, porque la podéis ver en este enlace, sólo voy a poner las fotos que son de la tarta de cumpleaños de mi hija, que es el día 2 de marzo y no he podido subir antes la receta porque estaba en época de exámenes. Un saludo a tod@s.





sábado, 21 de marzo de 2020

Buñuelos de bacalao

        Hoy os traigo una de las recetas que tengo en pendientes y que no he podido publicar antes, espero ir publicando en estos días, ya que por el confinamiento en casa habrá más tiempo para dedicarle al blog, aunque no es poco lo que tengo que estudiar del ciclo y de la academia, todavía nos quedan exámenes por hacer y  hay que avanzar algo cada día; algunos ratitos podré pasar por vuestros blogs y ver lo que me he perdido. En esta ocasión os traigo buñuelos de bacalao, de esta receta hay tantas como de tortilla de patatas o paella, ésta es la que hice yo y están muy ricos, aunque tengo otras anotadas para cuando las pueda preparar.  Espero que os guste la receta






Ingredientes:

- 250 gr. de bacalao desalado.
- 150 gr. de harina.
- 1 diente de ajo rallado o picado.
- Un poco de perejil
- 1 huevo
- 2 ctas de levadura.
- 200 ml de agua fría.
- Colorante y sal.
-Aceite para freir.





Preparación:

Trocear el bacalao, picar el perejil y rallar el ajo. En un bol colocar la harina, y agregar la levadura, el colorante, la sal y mezclar, a continuación añadir los ingredientes que habíamos troceado, volver a mezclar y agregar el agua fría poco a poco, para que se integren bien los ingredientes, seguidamente batiremos el huevo y lo añadiremos a la mezcla, también se puede añadir primero la yema y después la clara montada a punto de nieve, en este punto debemos comprobar la consistencia de la masa, que debe quedar más bien líquida.
Calentar abundante aceite en una sartén y añadir cucharadas soperas de la masa, procurando que queden separadas entre sí y darle la vuelta cuando estén dorados de un lado, una vez fritos escurrir sobre papel absorbente.Se pueden comer de picoteo o acompañados de guarnición, yo los acompañé de patatas fritas para hacerlos más light, jajajajajj.